La etiqueta – Tips para cuidar el textil de baño

Antes de empezar nos gustaría preguntar… ¿Alguna vez has mirado la etiqueta de las prendas que compras?

Cada vez, son más las personas que se consideran amantes de la ropa de hogar 100% algodón, pero no todas ellas saben los cuidados que necesitan dichas prendas, porque no se paran a mirar las instrucciones de la etiqueta. A continuación, vamos a explicar unos tips, para que puedas tener siempre tu ropa de hogar como el primer día.

El algodón es un tejido perfecto para cualquier estación del año, tanto en ropa de cama como en baño. Es más duradero que la producción de textiles de mezcla, como puede ser el poliéster, y como ya hemos comentado en posts anteriores, tiene múltiples beneficios.

Las prendas de algodón no tienen ninguna dificultad para su lavado, ya que se trata de una fibra sencilla. Sin embargo, cada fabricante tiene sus instrucciones para lavar, secar o planchar sus prendas según la composición. Dicho esto, recomendamos mirar siempre la etiqueta de la prenda para verificar la composición del tejido y no descuidarlo. Si sigues sus pasos, tus prendas de algodón se conservarán como nuevas durante mucho tiempo. No obstante, debemos recalcar que el cuidado y mantenimiento de las prendas de algodón es bastante fácil, con lo que no debes preocuparte.

 

 

¡Empezamos!

En el Delfín, realizamos un estudio meticuloso de la composición y el cuidado de nuestras prendas de algodón. Por eso, os contamos unos consejos que debes tener en cuenta, para lavar correctamente y no temer a cometer errores.

TEMPERATURA DE LAVADO

La temperatura idónea para lavar toallas, albornoces, paños… cualquier prenda 100% algodón, es de 40º. Nunca, bajo ningún concepto, debes lavarla a más temperatura, es decir, jamás laves la ropa de algodón con agua caliente, sus propiedades se verían dañadas, pueden encoger, perder color o incluso perder su capacidad de absorción. Es por esto, por lo que recomendamos que, en caso de tener varias prendas de color, se laven todas juntas, para no teñir otras prendas y mantengan sus colores firmes.
Otra cosa que nos gusta destacar a la hora de lavar, son los espacios, muchas personas llenan la lavadora para aprovechar los lavados. Nosotros recomendamos no llenar la lavadora, deben quedar espacios para que la ropa se pueda mover con mayor facilidad, y quede más limpia.

*¡Consejo 1! Si una toalla, alfombra, albornoz, o cualquier prenda de algodón tiene una mancha, lo mejor es tratarla primero de manera individual y posteriormente añadirla a lavadora.

 

 

ACLARADO

Es importante, no utilizar ningún producto de aclarado, como puede ser la lejía. Recuerda, que tan importante son los productos que usas, como el planchado o secado que realizas posteriormente.

PLANCHADO

Las prendas 100% algodón requieren ser planchadas mientras están un poco húmedas, pero en caso de tener una plancha vaporizada, se pueden planchar totalmente secas.

*¡Consejo2! No llenes tu plancha con agua del grifo, utiliza siempre agua destilada, ya que el agua del grifo contiene minerales que al rociar vapor mientras planchas puede manchar tus prendas.

SECADORA

Podemos utilizar secadora con un programa delicado, no obstante, nosotros recomendamos secar las prendas 100% algodón al aire libre, ya que, con la secadora, la ropa se puede dañar y romper. Si quieres asegurarte de que tu prenda puede utilizar secadora, recuerda, mira la etiqueta.

*¡Consejo 3! Si secas la ropa al aire libre, antes de tenderla, debes estirarla, y no exponerla mucho al sol, de esta manera evitarás marcas y manchas innecesarias.

 

 

MANTENIMIENTO

Finalmente, una vez la prenda se ha secado del todo, ya que, debemos asegurarnos de que no está húmeda, debemos guardarla. Hay muchas personas que no le prestan atención a la manera de colocar la prenda mientras no se usa, pero es una cosa que tenemos que tener muy en cuenta. De ello depende la suavidad y la vida útil de la misma.

En cuanto al mantenimiento de la prenda mientras no es utilizada, es muy importante el almacenamiento. ¿A qué hacemos referencia? Debe colocarse en un lugar seco, limpio y ordenado, para asegurarnos que las cualidades del tejido no se pierden.

Ahora que ya sabes cómo debes cuidar tu textil de baño, ¡es hora de aplicarlo!